Importancia del estudio en verano en niños.

Importancia del estudio en verano en niños.

Tiempo de lectura:4 minutos

Es cierto que los más pequeños necesitan descansar durante sus vacaciones. Aunque también muchos profesionales destacan la importancia del estudio en verano para el correcto desarrollo de los niños.

El descanso es fundamental para que todos, madres, padres e hijos, recarguemos pilas y afrontemos septiembre con motivación pero debemos tener cuidado con la desconexión en exceso de los más pequeños, pues la vuelta al cole se les puede hacer cuesta arriba.

Existen estudios que demuestran que si los niños no siguen con alguna actividad educativa durante las vacaciones, pierden cierto nivel de lo aprendido. Cómo consecuencia, al principio de cada curso, los maestros deben hacer un repaso de lo que dieron meses atrás, de ahí la importancia del estudio en verano.

Entonces… ¿Es importante seguir con el estudio en vacaciones?

La respuesta es sí. Continuar con una rutina de estudio tiene muchas ventajas y todas ellas están relacionadas con el adecuado desarrollo madurativo y emocional del menor.

Es conveniente que los más pequeños comprendan la importancia del estudio en verano y no pierdan los hábitos de estudio, trabajo y organización adquiridos durante el curso, ya que esto supondría un retroceso en la capacidad del niño a la hora de hacer frente al curso siguiente. 

Si conseguimos establecer un tiempo proporcionado entre estudio y descanso, nuestro hijo será capaz de valorar y disfrutar su tiempo libre, entendiendo que todo esfuerzo, tiene su recompensa.

importancia del estudio en verano

Consejos sobre cómo llevar el estudio en verano:

Planifica un horario.

A la hora de aprovechar el tiempo de estudio, es muy importante planificar un horario. Ese horario debe ser una decisión tomada entre padres, madres e hijos. De esta forma, conseguiremos que nuestro hijo asuma su responsabilidad. Se puede llegar a imprimir el horario pactado y colocarlo en un lugar visible de la casa o de la zona de estudio.

Establece un tiempo de estudio.

Una de las partes a tener en cuenta a la hora de planificar un horario es el tiempo de estudio. Las primeras horas de la mañana son las más recomendables puesto que están menos cansados y hace menos calor, lo que puede llegar a favorecer su concentración. Además, si elegimos las primeras horas de la mañana como tiempo de estudio, tendrán el resto del día para realizar aquellas actividades que deseen.

Establece los días y las horas de estudio en verano.

Hemos hablado sobre que el tiempo de estudio sería mejor que fuese por la mañana pero… ¿Cuántos días y cuántas horas debemos dedicarle? No tenemos que olvidar que nuestros hijos se encuentran en su período vacacional después de un curso intenso por lo que es recomendable que los días y las horas de estudio sean inferiores a las que pasan en el colegio. Por ejemplo, podemos dedicar tiempo al estudio de lunes a jueves, 4 horas al día. De esta forma, tus hijos tendrán más tiempo de descanso sin dejar de repasar o aprender.

Elige una zona de estudio.

Del mismo modo que los niños tienen espacios para jugar en casa, también necesitan de espacio de estudio. Estos pueden ser espacios comunes o privados, según las necesidades de nuestros hijos. Lo que tenemos que tener en cuenta es que sea un espacio donde no haya distracciones, cuente con un asiento cómodo y desde donde puedas acudir en su ayuda si el niño así lo necesita.

Ventajas de seguir con la rutina de estudio durante el verano

Continuan con el hábito de estudio

Tener una rutina en niños es esencial y aunque en verano podemos relajarnos y ser menos estrictos con los horarios, es bueno que dediquen un tiempo cada día a repasar lo aprendido o a aprender algo nuevo.

Refuerzan los conocimientos adquiridos durante el curso

Reforzar los conocimientos adquiridos durante el curso anterior les facilitará el comienzo del nuevo año escolar, ya que les ayudará a lograr los objetivos fijados para el nuevo curso pero con mayor agilidad.

Fomenta su desarrollo personal

Fomentar el estudio en verano es fomentar su desarrollo personal pues gracias a ello, los niños aprenderán a ser más autosuficientes e independientes sin depender tanto de los padres.

Desarrollará aspectos como disciplina, responsabilidad y constancia

Pese a que no debemos olvidar que el descanso es el objetivo principal de las vacaciones de verano, aspectos como la disciplina, responsabilidad y constancia solo se consiguen a través de la práctica. Por lo que el estudio en verano ayudará a fomentar estas destrezas que serán muy importantes de cara a su futuro.

Si te ha gustado el post sobre la importancia del estudio en verano…

No puedes perderte: Entrevista a Teresa Jiménez, psicóloga infantil

¡Que tus hijos continuen con el estudio en verano es fácil con FunTech Rocket!

Con FunTech Rocket te lo ponemos fácil: programación para niños ¡mediante juegos! De forma divertida, los niños aprenden programación y código, de manera estructurada, gradual y autónoma. ¡Desde casa!

importancia del estudio en verano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.